Electroimán

1. ¿Qué vamos a hacer?

El objeto de este experimento es hacer un electroimán que permita demostrar la creación de fuerzas magnéticas mediante la corriente eléctrica observando la capacidad de atracción del objeto imantado.

2. ¿Qué necesitamos?

  • 1 pila de 1,5 voltios,
  • cable eléctrico, o alambre de cobre esmaltado,
  • 1 tornillo con su tuerca, clavo, o cualquier pieza de hierro parecida.

3. ¿Cómo lo hacemos?

3.1. En primer lugar pelamos el cable en sus extremos.

3.2. A continuación enrollamos el cable alrededor del tornillo.

3.3. Una vez enrollado el cable en el tornillo, se sujeta la pila al tornillo (con el cable enrollado) con cinta aislante.

3.4. Por último unimos los dos extremos pelados del cable a la pila de 1,5 voltios sujetándolos con cinta aislante y ya tenemos nuestro electroimán, sólo queda probarlo.

4. ¿Qué es lo que ha ocurrido?

Un Electroimán es como un imán permanente (posee un campo magnético) pero sólo funciona cuando se conecta a una fuente de energía eléctrica. El campo magnético resultante no difiere en nada, en cuanto a características, si se lo compara con un imán permanente común.

Cuando una corriente eléctrica circula por un materiál conductor, genera un campo magnético. El siguiente dibujo muestra como se distribuye éste campo magnético.

Al enrollar el conductor en forma circular (o cuadrada también podría ser, por ejemplo) el campo electromagnético generado por cada tramo de conductor se concentra en una región más pequeña, y toma la forma como lo indica el siguiente dibujo:

Cuando colocamos un material ferrítico como núcleo, lo que estamos haciendo es concentrar todo el campo magnético generado. Esto ocurre debido a que ese material es más permeable al campo magnético que el aire. Es por ello que sin un núcleo, nuestro electroimán casero no funciona, pues las líneas de campo se dispersan.

5. Recomendaciones y/o observaciones:

Si no se dispone de un conductor aislado, o alambre de cobre barnizado, puede enrollar el conductor sobre una tira de papel, que se colocará primero sobre el núcleo. Esto evitará el cortocircuito. Además, hay que tratar de evitar que las espiras no se toquen entre sí.

Pero si el conductor está aislado, no importa que esté en contacto o que las espiras se toquen.

Por último, hay que tratar de dar varias vueltas. Si el electroimán posee pocas, la batería se deteriorará muy rápidamente, pues al no ofrecer resistencia, se genera un cortocircuito eléctrico. Hay que probar cual es la cantidad de vueltas más adecuada. Si se hacen muchas, el electroimán casero no tendrá “fuerza”.

NOTA:  Puedes encontrar este experimento tanto en la categoría de Magnetismo, como en la de Electricidad y energía

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s