Nieve artificial

1. ¿Qué vamos a hacer?

Vamos a generar nieve artificial, de una forma muy sencilla.

2. ¿Qué necesitamos?

  • Dos vasos
  • Agua del grifo
  • Poli acrilato de sodio

3. ¿Cómo lo hacemos?

3.1. Tenemos uno de los vasos con agua del grifo, y otro con poliacrilato de sodio.

3.2. Vertimos el agua en el vaso que contiene el poliacrilato, y en cuestión de pocos segundos se ha realizado la hidratación del poliacrilato, obteniendo la “nieve artificial” deseada. La hidratación se produce de manera muy rápida y es un fenómeno muy llamativo. Es importante que el agua tenga disuelta sales de calcio, magnesio u otros metales ni sal común, ya que no se obtendría el resultado deseado.

4. ¿Qué es lo que ha ocurrido?

La nieve obtenida realmente es poliacilato de sodio, sustancia muy parecida a la nieve ya que destaca por ausencia de color y olor. El poliacrilato de sodio es capaz de absorber en tiempos muy rápidos hasta 20 veces su peso en agua transformándose en una sustancia coposa blanca muy similar a la nieve. Al tacto son similares, y para obtener esta “nieve artificial” no necesitamos estar a temperaturas bajo cero. Además, si añadimos sal común a la mezcla, esta se funde transformándose en líquido, igual que la nieve real.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Química.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s